Dos semanas, ya, en este país pasado de vueltas.

Estuve cuatro días noqueado. Comí algo en Pondicherry y me agarre gastroenteritis. Entre tantas cosas maravillosas, India es un criadero de bichos: pequé de exceso de confianza, y a la lona.

Fue bueno que me pasara tan al comienzo del viaje, ahora tendré más cuidado. Tuve mucha suerte de que me agarrara con mis amigos Jessica y Yogesh, así que la recuperación fue con ellos, en un resort en Auroville, en la playa.

India y sus bacterias 02
Con mis amigos enfermeros Jessica y Yogesh

Al volver a mi departamento en Thiruvannamalai no tenía fuerzas aún para agarrar la guitarra, pero sí para escribir.

Es interesante el reseteo que te propone estar cuatro días tumbado en una cama. De eso va el poema. Que lo disfrutes.

India y sus bacterias 03
En el Hospital de Campaña

El Convaleciente

1.
así escribiría Proust
como un boxeador contra las cuerdas
un hilo de vista apenas
empañada de sudor
más cerca de la lona que de la vida
en la esquina del cuadrilátero
con la toalla al hombro
y el coach gritándole al oído
“Keep on, Marcel, he’s yours!”

en el respaldo de su cama
un hilo de vista en el tiempo perdido
luchando el combate de la memoria
perdiéndolo por puntos
ganando, however
un round para la literatura

2.
y yo no soy Marcel
pero comparto momentáneamente su circunstancia
la espalda al muro del Shanti Café
más cerca de la lona que de la vida
la gripe de estómago me la dio gorda
una gastroenteritis india peso welter
tenía como ocho o nueve brazos
y se movía con la gracia
de una Kali danzarina
me llenó la cara de dedos
no me dió tiempo a nada

suficiente
no hubo ni que contar
India me gano por nocaut técnico
en el segundo round

cómo se escribe sobre esto?

3.
que no se malentienda:
esto no es el tango del boxeador apaleado
el fado del convaleciente
se siente muy bien la muerte
se siente en cero
se siente una nada
que promete

4.
esto es una especie de poema místico
sobre el cuerpo y el alma
la muerte y la resurrección
sobre el vacío

y sale como sale

cuatro días a la sombra
te hacen replantearte muchas cosas

no todas las prisiones tienen muros

5.
como el Ganges cuando hay crecida
la enfermedad se llevó muchas cosas:

mi omnipotencia
yo no me enfermo y todo eso
qué pelotudo podes creer

la racha invicta de mi sistema inmunitario

mi carrera de turista gastronómico
-ahora dame baguette, oliva y arroz bomba-
mientras más western mejor
en cuanto a especias,
sal y muchas gracias

la peste se llevó más cosas:
mis planes
mi lista de tareas
mis obras por crear
mi productividad

ahora que bajó el nivel del río
no queda nada a la vista
se siente raro estar en cero una vez más

y en este páramo
donde antes había un montón de cosas humanas
ahora hay un espejo
y nada que hacer

eso debió de sentir Ramana
subiendo por su montaña

India tiene una tranquila manera
de borrarte la vida

ha llegado el momento
de poner mi Capricornio a descansar
por tiempo indefinido

ahora
realmente
no hay nada que hacer

aquí
ahora
no hay nada que hacer

aquí ahora no hay nada

descansa, boxeador,
descansa