Aquí está “La Salvación”, la cuarta canción de la serie. Me quedó muy bonita.

Un arreglo simple: guitarra, bajo sintetizado, campanitas Glockenspiel, percusión acústica china programada como para que suene electrónica. Y un piano leve, a la Ryuichi Sakamoto.

El esqueleto del tema nació hace un mes, me vino por la calle, la letra era un tarareo que desembocaba en el estribillo “la insolación, la insolación, la insolación…”. Cuando volví al tema lo cambié, y completé la letra a partir de una variación muy libre de un poema que escribí el año pasado.

Desafío musical: Me bajo

Se supone que tendría que haber acabado esta canción en tres días, para poder mantener el ritmo que me propuse. Pero se me volvieron a quedar cortos (me llevó seis).

Tres días no me alcanzan para acabar una canción. Me hago cargo y listo. Ya lo intentaré más adelante cuando trabaje más rápido, tengas más tiempo o la playa no esté tan bonita. Quizás en invierno.

Por lo pronto yo sigo produciendo y trabajando, una canción a la semana.

Hasta la próxima!

PD: Si quieres ver el resto de posts/canciones de la serie de canciones “Desafío Musical (10 canciones en 30 días)”, aquí están:
DIA 1: “Catch a fire” (el reggae ochentero).
DIA 2: “La tormenta” (la cumbia).
DIA 2: “Sol de Arunachala” (el candombe).