En 2015 me propuse una práctica para mí mismo: un poema al día por tres meses.

La idea era que no pasara un día sin escribir un poema, aunque ello supusiera agarrar el cuaderno en la cama, de madrugada, antes de cerrar los ojos.

Los tres meses se estiraron hasta un año y medio, en el que escribí más de 500 poemas. Esa práctica intensiva fue un antes y un después en mi escritura.

Ahora pretendo hacer lo mismo, pero con la música. El nuevo desafío es una canción cada tres días (un día es demasiado poco), durante un mes. Algunas serán instrumentales, otras cantadas y/o rapeadas. No hay pretensiones. Solo crear y jugar, jugar y crear.

En septiembre me voy a la India, donde voy a hacer un diario de viaje en canciones. Este mes en Barcelona me servirá de training, donde veo si me da el cuero para mantener el ritmo. Las iré colgando en Soundcloud.

Diez tracks en 30 días, bajo el nombre genérico de “The Melody Journals” entonces. Aquí va el primero:

Si querés seguirme en este trayecto musical, dejame tu mail acá abajo y te lleno de música la bandeja de entrada.

Si te gustó el tema, la letra sale de “Right on time”, un poema en inglés que escribí hace un año o así en el aeropuerto de Frankfurt luego de casi perder un vuelo. Habla de mi miedo a no volar, a no llegar donde quiero llegar. Abajo la transcribo.

Saludos y hasta la próxima 🙂

Right on time

right on time

My only worry now:
to catch a flight
to catch a fire
and halt
it´s now or now

No fear ingrained inside
my mind of grains of sand
of seconds as they come
just one by one
of meta moments nailed
in dust and space
as long as I´m with god
I´m worth flying
again

I´m safe

I am a note
in this great song
of things and beings
and love

My flight is up
before it lifts
my flight is home
before it lands

I´m right on time