Esta es Mariela.

Mi musa 2016 3

Y esta es la canción que le escribí.

Hay un dogma bastante extendido entre los artistas que dice que hay que crear en frío.

Nuestra vida es una fuente directa de inspiración para nuestro arte. Y muchos creadores recomiendan que dejes pasar un tiempo, que permitas que las experiencias se asienten en tu interior, que tu mente esté más clara, como para poder dar una forma estética al manojo caótico de acontecimientos que te suceden.

Sobre todo porque cuando estás atravesando situaciones intensas y emociones fuertes, la tentación de manifestar es muy grande pero te falta perspectiva. Si te pones a trabajar en caliente, corrés el riesgo de que te salga algo muy insular, que te importa sólo a vos, y como estás muy adentro del meollo no sos capaz de valorar objetivamente.

Yo prefiero correr el riesgo, que querés que te diga. Creo que las cosas más bonitas que hice fueron en el medio del quilombo, en el centro del ojo del huracán. Es cuando la vida me rebalsa cuando puedo decir las cosas con verdad. Cuando puedo manifestar.

La chica que no era mi tipo

Mi musa 2016 2

Esta canción habla muy literalmente en la última relación de pareja que tuve, una historia que duró poco pero que me dejó mucho.

No sé si a Mariela le va a gustar salir en el blog. El año pasado estuvimos juntos durante dos o tres meses. Nuestra progresión fue curiosa: primero amantes luego novios luego amigos.

No voy a entrar en detalles sobre cómo empezamos ni porqué terminamos, no creo que le haga gracia que ande contando intimidades por internet. Me alcanza con decir que me enamoré de ella, lo cual fue una sorpresa. Lo digo porque ella no es “mi tipo”.

Uno lleva consigo un listado mental con los requisitos que tiene que cumplir una persona para gustarte y toda esa mierda. Y lo peor es que a medida que pasan los años y uno se quema en las relaciones, la lista se hace más larga. Pero en realidad uno no tiene ni puta idea de dónde va a venir el próximo regalo.

Por eso, me encanta que la vida se pase por el forro mis opiniones sobre cómo tienen que ser las cosas. Me encanta que la vida me cierre la boca. Que me demuestre que no se nada. Yo no quiero saber nada.

En fin, lo nuestro duró poco por motivos que no contaré. Como novia no me funcionó, pero como musa inspiradora fue la ostia. Le escribí un montón de canciones y poemas. Hasta una canción de cuna incluso, porque le cuesta dormir a veces.

Nos vemos cada tanto, tiene una vida ocupada -es fotógrafa, escritora, astróloga, cocinera, camarera, empresaria y madre-. Cada martes le doy clase de guitarra a su preciosa hija Itziar.

Te comparto la letra del tema, que funciona bastante bien como poema, también.

Llevo tanto que no se

Y resulta que al final
mucho te necesité
tanto hablar de libertad
y así me fue

Y al final no me conozco
no me quiero conocer
llevo tantas cosas
tanto que no se

llevo un hombre que se ahoga
llevo un pájaro cantor
llevo incendios y naufragios
en mi voz

llevo un gato desvelado
esperando en tu balcón
que se muere por tocarte
el corazón
tocarte el corazón

Y resulta que al final
me ayudaste a comprender
con tus cartas con tus astros
de papel

Y que tomes tu distancia
no me espanta ya lo ves
lo que lleves en el alma
me va bien

llevas una flor salvaje
y mensajes de plutón
llevas fotos llevas viajes
en tu voz

llevas un amor tan grande
llevas tanto de valor
y me muero por tocarte el corazón
tocarte el corazón

Y resulta que al final
nunca te necesité
y te dejo en libertad
si vos querés

Y sigo sabiendo poco
pero ahora te quiero ver
y ponerte un par de alas
en los pies

Y que te subas a un árbol
y que saltes hacia el sol
y que te cuelgues del aire
sin dolor

Y al final todo es más fácil
y no hay nada más que amor
que se muere por tocarte el corazón
tocarte el corazón

Bueno, nada más por hoy. Si te gusta lo que ves por acá y querés estar al tanto de las actualizaciones del blog, dejame tus datos abajo.

Un abrazo y hasta la próxima.