Como mola todo esto.

Hace unas semanas acabé de leer la biografía de Luca Prodan y quedé súper cebado, escuchando Sumo non stop durante varios días seguidos.

Ahora que estoy grabando y produciendo música, caía de maduro versionar algo del tano.

Luca era muy fan de Bob Marley, lo vio tocar varias veces en vivo en Londres. Le gustaba sobre todo esa capacidad del jamaiquino de llegar a la emoción con canciones muy simples. La mayoría de los temas de Marley se pueden defender a voz y guitarra, sin más instrumentación.

Esta cualidad también la tenía Luca: de volar alto con melodías y acordes básicos. “Kaya” es un buen ejemplo, un reggae de dos acordes, alegre, juguetón, con la banda haciendo el payaso en los coros. Muy fácil y linda de tocar y cantar.

A por ella, entonces. Aquí está:

Me la curré bastante, dos sesiones de grabación y dos de edición. Es el primer tema de cuyo resultado estoy orgulloso.

Produje la canción luego de hacer un curso de GarageBand por Udemy (una plataforma educativa online formidable). Me puso a tono con muchas herramientas y tácticas interesantes, incluso tuve un ida y vuelta por mail con Dean, el yanqui que creó el curso, que tuvo la generosidad de publicar y elogiar el tema en el foro del grupo.

He mejorado bastante desde ese primer tema que produje de Maria Elena Walsh -parece que pasó una eternidad-. Aquí hago el sumario de lo aprendido con “Kaya”.

Cómo lo hice (por si te interesa la producción musical)

Lo primero fue acelerar un poco el tema y volverlo más ska, quería enfatizar lo fiestero de la canción. Quería que tuviera un ritmo arriba, así que miré un tutorial de batería ska en YouTube y me armé una secuencia en percusión similar. Como no tengo instrumentos de percu -aún-, hice un casting de cacharros de cocina, grabé y procesé los sonidos con efectos. El sonido de bombo lo conseguí pegándole piñas a un colchón, poniendo reverb y subiendo los graves.

diario-de-un-productor-musical-luca-y-yo-02
Kit de Percusión de “Kaya”.

El bajo lo grabé con la guitarra acústica, y una amplificación de bajo del GarageBand. La melodía de bajo del estribillo se la robé a Karamelo Santo en este tema (nobleza obliga), en la estrofa me la inventé.

Con “Kaya”, me inicié con un par de herramientas digitales que son oro puro, parte del kit básico de cualquier productor contemporáneo: los Loops y el Cuantificador.

Loop se traduce como bucle, y en producción musical es un sample -fragmento musical- que se repite una y otra vez, dando una sensación de continuidad. Es una herramienta básica del hip-hop y la música electrónica, pero también va muy bien para producir canciones de estructura circular como ésta.

Trabajar con loops me va perfecto sobre todo a mi, que tengo una visión musical clara pero no soy un buen instrumentista. Entonces, no me hace falta grabar una toma de guitarra perfecta de tres minutos sin equivocarme (puedo pasarme días intentándolo), con sólo tocar un par de compases buenos y luego loopear ya lo tengo resuelto. Me agiliza el proceso, ahorra tiempo y me mantiene en el flow (no hay nada que te saque tanto de onda como equivocarte una y otra vez con lo mismo). En Kaya, trabajé con loops en las pistas de guitarra, guitalele, bajo y percusión.

En cuanto al Cuantificador -“Quantize Feature”-, sirve para sincronizar en tempo todo lo que grabás. Algo muy útil para instrumentistas inseguros como yo. Te hacer sonar como un relojito 🙂

Bueno, hay más cosas que podría contar, pero creo que por hoy es suficiente. Ahora entro a grabar la próxima canción, si querés ir recibiendo mis experimentos musicales dejame tu correo abajo.

Abrazo y hasta la próxima.