“Bienaventurados los somnolientos
pues no tardarán en quedar dormidos”.
(Frederich Nietzsche, “Así habló Zaratustra”)

si fuera yo un insomne perdido
irrevocable irremediable
crónico vigía del peligro
crónico despierto
dando leña al pensamiento
dormir sería la verdad innecesario

si fuera yo un lagarto
crónico despierto por defecto
condenado

si la inacabable fila de palabras
me gritara así al cerebro
si fuera yo un soldado crónico
despierto
desvelado

si fuera yo un despierto crónico
para todo
yo estaría preparado

el que se defiende no duerme
el que protege la ciudadela
de los orcos
no se duerme

para todos los insomnes la vigilia
es cuestión de vida
o muerte