“Hay más razón en tu cuerpo
que en tu mejor sabiduría”.
(Frederich Nietzsche, “Así habló Zarthustra”)

el cuerpo del filósofo
creo a su mente por asco
por falta de sangre
por falta de color y de violencia
por enfermedad

el cuerpo mente del filósofo
nunca quiso
la verdad

las categorías del ser fueron
subterfugios
contraseñas
sustitutos
para la carrera del tigre
para su dentellada
disfraces de lo feroz fueron
sus debates en la grada

sus teoremas
son el grado elevado
el dos punto cero
del dolor
del refugio en la caverna del ratón
de la caza en la pradera del león
del cuidado de las crías
del colmillo en la comida
de la lucha por la vida

el dos punto cero
el pensamiento
no se aleja de la orilla carne
y hueso

el cuerpo del pensador
el dos punto cero
del dolor