¿En alguna ocasión ha muerto el dragón
por el veneno de una serpiente?
¡Toma de nuevo tu veneno!
¡No eres bastante rica para regalármelo!
(Frederich Nietzsche, “Así habló Zaratustra”)

es entre iguales

tu limosna en mi mano
es entre iguales

tu puñal en mi pecho
es con respeto

el odio que nos tenemos
es entre hermanos

el daño que nos causamos
es un privilegio

mátame sólo
si es para vos
un honor hacerlo