una flecha
lanzada hacia el vacío
flecha que crea la herida
que crea el dolor súbito
de lucidez del ocaso
una flecha que crea la muerte
la caída la agonía tan pletórica de vida
esa agonía del cuerpo en espasmo
perdiendo sangre y aliento
al mismo tiempo
en colapso

ese ciervo que se extingue
arrodilla a las estrellas
cierra la boca de los sabios
vuelve a los reyes
humildes

esa flecha creadora
hecha espacio con el arco
crea su blanco
y ese cuerpo atravesado
así vaciándose en el pasto
es la poesía de lo inmenso
del misterio que te deja sin recuerdo
es la pureza y el ocaso

la flecha es lo único libre
porque avanza sin dudarlo
su trayectoria es recta y bella
y es miedo y bella
y es muerte y vida
en abrazo