podemos ser vanguardia

podemos ser Keith Haring
y llenar de jeroglíficos los muros
de escritura cuneiforme del presente
de mensajes primitivos al futuro

podemos ser Picasso
y enamorar modelos y floristas
pintar la aldea en el lomo de un toro
y tornar a cuatro putas inmortales

podemos ser Andy Warhol
y vender la revuelta en una lata de tomates
hacer que hablar de arte sea más arte que el propio arte
dejar atrás el barrio
ser celebridades

podemos ser Vanguardia
y pasarnos las tendencias por el forro