las uvas

sólo las uvas más rojas
fecundan el camposanto
las salvajes y jugosas
son comidas por las aves
y se esparcen en semillas
abundantes

y del resto de las uvas
se quejan hasta sangrarse
esperan su decadencia
con temple frío se sueltan
del árbol hasta matarse
se arrastran hasta la acequia
y se pudren en el suelo
olvidadas por las aves