Esa luna

esa luna que me busca como niña enamorada
como ninfa despechada me hunde el rostro en el agua
me sujeta sin aliento bien adentro
agarrado de los pelos

pero yo soy hueso duro de roer
no soy fácil

la luna quiere gritar
tiene el grito mudo y atorado
quiere ser mujer deprovista de cordajes
de ropajes y pudores despojada
desnuda como una sirena echada
arrastrada por las olas
a la orilla de mi cama

me da vergüenza que me vea despierto
estacado y ojeroso y desvelado en madrugada
sin fuerzas para más nada
sin cabeza sin espalda
hecho un manojo de nervios
hecho un montón de escombros
hecho una estatua en ruinas
de un guerrero de batallas olvidadas
una estatua de pupilas siempre blancas
frías lisas incapaces de mirarla
secas muertas impotentes para amarla
a esa luna que me busca
como niña enamorada