insomnio

no me duermo

son las tres de la mañana
y no me duermo

primero pienso que es el ruido
que se cuela de la calle
la resaca de la fiesta del turista
los borrachos tropezando en los portales
el eco de las parejas marchando en la madrugada
entre el beso y la contienda
y no me duermo

luego lo atribuyó al café a la cerveza
a la comida pesada y al mate
al hachís a la anestesia
y no me duermo

y le echo la culpa a la historia
que me cuenta cualquier libro
a las idas y venidas de esos seres
a esas vidas inventadas
a la cuarta temporada
a la hilacha del dolor y la poesía
que me alcanza
y no me duermo

y le echo la culpa al zumbido de la mente
al sonido de los autos que no existen
al deseo de las cosas que no existen
le echo la culpa a mi hambre de infinito
le echo la culpa a la ausencia de sueño
a la muerte del sueño
al entierro del sueño
y no me duermo