Soneto buen intento

a los diarios de ayer que juntan polvo
que me hablan de importancias olvidadas
no sirven para nada los recojo
para prenderle fuego las palabras

un tibio reciclaje de ceniza
de intento de poesía desatada
fugaz y fracasada en la cornisa
con tinta de suicidio entre las alas

se ve que estar al borde de lo hermoso
me puede sorprender, no veo nada
y todo que perder, y ganar todo

y estar perdido y loco me destapa
la lente de la nube de los ojos
para que entre la luz entre las ramas