no es mi causa

La Plata necesita
a alguien que le cante las cuarenta
ya lo sé

que de frente le cante la posta
de verdad la puñalada
cantele alguien
a la muela la tenaza
aunque le duela

hace falta sacarle brillo
a La Plata
ya lo sé

a la moneda de rocha
recortarle las esquinas los costados
infectados las heridas
mal cerradas mal cosidas
darles algo

y con esto
no soy yo el más indicado
queda claro

no seré yo el cirujano para hacer fuego de palos
para alzar la polvareda
de los charcos las veredas
de la bandada en huida
ser campana

no es mi causa
queda claro
meter bulla hacer escándalo
para que acá pase algo
para quebrar la siesta de los topos
para matar el sueño de los gatos
para meter miedo
que algo muera y mate algo
y algo prenda
y algo nazca de lo muerto

no es mi causa
queda claro
demasiado encariñado con el páramo
demasiado recuerdo bello
por las calles
las arenas del desierto
dieron mucho de sí
mucha cosa hermosa para mí

de La Plata quedan cosas
en mi bolsa me las llevo por el mundo
quedan cosas
no es mi causa
la caída de las hojas
de lo seco que se agarra de las ramas
no me toca sacudirlas
es misión de sangre fresca
de oso joven bajo el árbol
primaveras en potencia

yo me guardo los pedazos
no me toca
no es mi causa
queda claro
demasiado encariñado
con lo viejo y oxidado
de los restos de La Plata
que quedaron