hasta luego manu

Como era tu costumbre
te fuiste temprano, nene,
para no barrer las sobras.

Déjalo en nuestras manos
y brilla, antorcha,
y baila, impala,
y vuela, cometa,
y arde, noruego.
Cuéntanos tus chistes en el toilet,
los chistes de la puta y los ratones,
haznos reír hasta pedir clemencia
y descansa.

Me quedo con tu risa y con tu salto,
con tus ganas extremas, tu locura,
con la tarde que ocupaste el escenario,
en salvaje son de guerra creadora,
en dos brazadas nos curaste la malaria
y nuestro Hamlet casi muerto
revivió.

Demasiadas personas te despiden
en tu muro,
saltimbanqui.

Estaremos a la altura de tu arte,
alquimista,
compañero.

Una noche de estas soñaré contigo.
Hasta entonces.
Hasta luego.